January 01, 2022

Una mirada al 2021

Un mensaje del presidente de UGAB Berge Setrakian

En la cúspide de un nuevo año, podemos mirar hacia atrás, y ver el 2021 como el año en el que hemos adquirido experiencia y realizado acciones audaces. Las consecuencias de las crisis agravadas de los últimos dos años continuaron desafiando al mundo en general y, a los armenios en particular, pero, la AGBU siguió comprometida en satisfacer las necesidades de los armenios alrededor del mundo.

Cuando el mundo abrió apenas sus puertas, aproveché la oportunidad para visitar muchas de nuestras comunidades vulnerables en Armenia, Artsaj y el Medio Oriente. Era esencial comprender de primera mano las pruebas que teníamos ante nosotros: familias expulsadas de sus hogares ancestrales como consecuencia del rediseño de las fronteras en la posguerra; la situación económica resultante de la falta de combustible, alimentos e ingresos; padres esperando noticias de sus hijos e hijas desaparecidos; y una pandemia sin signos de debilitar su control sobre nuestras vidas. En resumen, una generación de progreso aparentemente desaparecida.

Sin embargo, a pesar de todos estos desafíos, con el aprendizaje del pasado, hemos logrado extraer los mejores recursos de todos los rincones del mundo para adoptar e implementar nuevas ideas para el futuro. Este año fue de acción, equilibrado con una pausa en vistas a las nuevas estrategias que nos esperan. Nuestros dirigentes están comprometidos y preparados para cooperar con cada una de las comunidades locales y organizaciones afines en todo el mundo, para desarrollar estrategias y programas que sirvan a los intereses de todos los armenios.

AGBU demostró una vez más ser una fuerza de alta adaptabilidad y con visión de futuro, que brinda apoyo humanitario y suma nuevas dimensiones a nuestros métodos únicos de ayuda y asistencia. Un ejemplo de ello fue el énfasis puesto este año en ofrecer asesoramiento sobre traumas y desarrollar programas de salud mental en diversas formas, siendo estos componentes esenciales en el proceso de curación para muchos, particularmente en Armenia, Artsaj y El Líbano.

Nuestro trabajo de ayuda indispensable no se detuvo durante 2021, se entregaron suministros y alimentos, se reconstruyeron casas, escuelas y mucho más. Con tanta gente en situaciones extremas, se reclutaron voluntarios internacionales para asegurar en la medida de lo posible, que las necesidades de las víctimas de la guerra y sus familias fueran satisfechas. Los nuevos programas como Armenians Come Together (ACT), junto con nuestros antiguos Arménie, Terre de Vie y Discover Armenia ahora tienen un propósito aún más profundo y servirán a miles de personas en el nuevo año. Será fundamental alinear a todas nuestras comunidades alrededor del mundo detrás de iniciativas enfocadas en la Patria, por ello invitamos a todos nuestros distritos, filiales, escuelas, grupos de jóvenes y jóvenes profesionales a conectarse con nosotros en el nuevo año para maximizar el impacto de la colaboración. 

Además, basándonos en los logros pasados de nuestros programas de desarrollo socioeconómico, ofrecimos servicios como capacitación laboral y tutoría, al tiempo que se aprovechaban nuestras amplias redes de seguidores. Nuestros voluntarios y personal encontraron formas de navegar por este nuevo panorama global y crear plataformas sostenibles para el futuro. Incluso nuestra Asamblea General, convocada virtualmente por primera vez, se benefició de los cambios que la virtualidad nos ofrece y logró la asistencia más diversa en décadas. Estoy seguro de que en 2022 aprovecharemos aún más estas vías permanentes de participación, virtual y en persona, en las que los armenios podamos motivarnos y apoyarnos mutuamente.

Por supuesto, seguiremos de cerca la dirección de las soluciones geopolíticas que el gobierno de Armenia, después de la guerra persigue en sus negociaciones con los países vecinos. Desde la seguridad de Artsaj hasta la demarcación de las fronteras de Armenia, estas conversaciones abordan cuestiones que tienen un impacto formidable en la seguridad y el bienestar socioeconómico del país y el bienestar de nuestra nación global.

Mientras miramos hacia el año que viene, los animo a explorar nuevas formas de expandir el impacto de nuestro importante trabajo. Ya nada es como antes. AGBU continúa imaginando avenidas innovadoras para promover la educación, la cultura y la conectividad, los invito a todos a unirse a nosotros. Debemos permanecer en este camino y mantenernos comprometidos con nuestra diáspora y nuestra Patria.

AGBU reafirma la antigua filosofía de que de una gran crisis surge una gran oportunidad. Llevaremos el espíritu de ese viejo adagio al nuevo año mientras nos preparamos para lo que el mundo nos pueda tener reservado. Obviamente, esto solo será posible con el firme apoyo de nuestra red de voluntarios y personal altamente motivados, de nuestros generosos donantes y, de nuestra fiel masa societaria.

Con sinceros deseos de un Año Nuevo con salud y prosperidad.

Traducción del inglés original.